Presentación

Este espacio pretende ser una modesta ventana que muestre, siquiera minimamente, la grandiosidad de la naturaleza extremeña, una naturaleza exuberante, pletórica, agreste y, en ocasiones, única. Aquí la fotografía, el dibujo y la palabra quieren ser un pincel que abocete el alma de lo vivo. Y será en el entorno de la Sierra de San Pedro donde la luz y el color tracen sus contornos.

miércoles, 13 de enero de 2021

Amarillo

Mochuelo común (athene noctua)
Ojos amarillos como el verano.

Todo color evoca sentimientos, imágenes, sensaciones,... Hoy el amarillo me pidió paso, y un soneto. Es el denominador común de estas fotografías. 


Garza real (ardea cinerea)
El amarillo del amanecer en el agua es ámbar líquido que reaviva al pájaro y fosiliza un poema. 


Avena loca, avena fatua, gramínea ya marchita y, por tanto, amarillenta.
 


A contraluz el nervio de la hoja se vuelve casi esqueleto de sombra.


Las hojas de la encina arden por el contorno con el sol que se despide.



Las Médulas. León 
Cuantas historias se pueden imaginar en este paraje verde, rojo, naranja y amarillo al caer la tarde. Amarillo era el oro que allí arrancaron a la tierra los romanos.


Oropéndola (oriolus oriolus)
Pero también Papahigos, Conejoviejo, o pájaro de oro. Pavesa que vuela.


Paca de heno. Almacén de hierba. Despensa vegetal. Amarilla tierra.

 

4 comentarios:

  1. Sublimación de amarillos y palabras. Nada menos que un soneto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pepe. Reconozco mi debilidad por los sonetos. Tanto es así que hace unos dos años hice uno por color. Los iré subiendo poco a poco.

      Eliminar
  2. Lo has clavado. La foto de las hojas de la encina es una obra de arte; preciosa
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias. Un juego de luz y de palabras que me reconforta mucho, nada más.

    ResponderEliminar