Presentación

Este espacio pretende ser una modesta ventana que muestre, siquiera minimamente, la grandiosidad de la naturaleza extremeña, una naturaleza exuberante, pletórica, agreste y, en ocasiones, única. Aquí la fotografía, el dibujo y la palabra quieren ser un pincel que abocete el alma de lo vivo. Y será en el entorno de la Sierra de San Pedro donde la luz y el color tracen sus contornos.

domingo, 8 de septiembre de 2019

Día internacional de los buitres/Día de Extremadura

 Extremadura

El pasado día 7 de septiembre fue el día internacional del buitre. Un día después, como todos los años desde 1975, fue el día de Extremadura. Sin duda una coincidencia, nada más. Pero hay que reconocer que es una coincidencia que el azar ha querido disponer de forma complementaria y muy bien traída. Porque si algo se asocia a Extremadura de forma natural es eso,  naturaleza, dehesa, monte mediterráneo y aves. Y dentro de las aves, además de algunas esteparias y urbanas,  son las aves rapaces, con los buitres destacadamente, los que prestan sus imágenes  en documentales promocionales, spots publicitarios, dípticos, trípticos y folletos varios relacionando nuestra región a su abundancia, vendiendo así estas tierras del oeste ibérico al resto del mundo como un paraíso para las citadas especies y por ende como un paraíso natural. Y es cierto, los buitres, que en algunas regiones del mundo no lo están pasando demasiado bien, tienen aquí un paraíso en tanto en cuanto siga existiendo ganadería extensiva y un hábitat amable donde completar sus ciclos biológicos. Solo necesitan eso, nada más, y nada menos; comida y casa. Una comida que en su caso concreto son nuestras "basuras ganaderas", lo que nos sobra, cádaveres y sus restos. Y a cambio nos hacen el favor de eliminarlos de forma totalmente aséptica para nosotros y el entorno. Y la casa es la misma que la nuestra, nuestras dehesas y montes, nuestras sierras preñadas de encinas y alcornoques entre canchales de mediano tamaño donde construir sus imponentes plataformas. Así ha sido durante siglos y siglos. Ojalá que siga siéndolo.


LOS PROTAGONISTAS


Buitre negro (aegypius monachus)
El más grande de los tres buitres que residen en tierras extremeñas, su envergadura casi alcanza los tres metros.


Buitre leonado (gyps fulvus)
El gran especialista en comer cádaveres enteros empezando al revés, por el interior.



Alimoche (neophron percnopterus)
Solo podemos verlo en Extremadura en primavera y verano, prefiere África para pasar los meses fríos.


A continuación algunas fotografías de distintos buitres en su hábitat, en su casa, que es la mía, la Sierra de San Pedro. Podríamos decir que aparecen rodeados de Extremadura. 






Alimoche

 Alimoche

 Alimoche

 Buitre leonado

 Buitre leonado

 Buitre leonado

 Buitre negro

Buitre negro 

Te vi bajar, las alas extendidas,
monje, alguacil, de hábito sanpedrino,
formar con la sotana un remolino,
tomar con tus sandalias las medidas.
Mueve mi fe tu estampa religiosa,
yo que de dioses me siento tan lejano,
y creo en ti, del cielo cotidiano
ángel seglar, gigante mariposa.
Sigo tu vuelo, me zafo de los montes,
desatornillo el aire en espirales
al paso lento de tus ventanales,
me expando en despejados horizontes.
Sobre tu espalda me izo por los cielos
sobrevolando azules espinazos,
verdes melenas y vigorosos brazos
que cantan con la hondura de los suelos.
Sobrevolamos juntos los encinares,
ese zaguán, alacena de druidas,
casa de tantos con mesas compartidas
donde palpita la esencia de los mares;
donde se agita la flor de lo profundo.
Es solo un sueño o quizá una utopía
contemplar lo hermoso que sería
sobre tus hombros titánicos el mundo.


 Buitres leonados

 Buitres leonados

 Buitres leonados

 Buitres leonados

 Buitres leonados y negros
 Buitres negros


 Buitre moteado o de Rüpell (gyps rueppelli)
Algunos ejemplares de esta especia africana se dejan ver de cuando en cuando por Extremadura, principalmente jóvenes en dispersión. 

Quebrantahuesos (gypaetus barbatus)
El Quebrantahuesos es el cuarto buitre ibérico que por desgracia no podemos ver en Extremadura desde hace muchos años, salvo algún ejemplar esporádicamente en dispersión. Ojalá algún día siga nuestros rebaños como sigue hoy los rebaños de las altas montañas del Pirineo.

6 comentarios:

  1. Que gran homenage a los dioses del cielo. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Completísima entrada. Texto, fotos y poemas de un artista de la luz y de la pluma.
    Echaba de menos tus versos.

    ResponderEliminar
  3. Merecido homenaje a estas emblemáticas aves que surcan los cielos de Extremadura. Verlas planear, con ese dominio del vuelo que tienen, es todo un espectáculo.
    Magníficas fotos y precioso poema
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un espectáculo sin duda contemplarlas. ¡Y gratis para nosotros, los extremeños! Muchas gracias Pini

      Eliminar